Inicio
Destinos
Hoteles de Lujo
Tours de Lujo
Acerca de Nosotros
Contáctenos
ENGLISH
argentinaargentinaargentinaargentina
Google






Four Seasons Buenos Aires

Posadas 1086/88

Nunca durmiéndose en sus laureles, el Four Season Buenos Aires acaba de completar una renovación impresionante de 40 millones de dólares. Haciéndose eco de las antiguas tradiciones de Buenos Aires de polo y lujo porteño que ahora son una parte integral del hotel.



Para ser franco, el impecable Four Seasons Buenos Aires no necesariamente necesitaba tales renovaciones. Cuenta con una larga historia de estar en la avanzada entre los hoteles de América del sur, y en un primerísimo lugar en Argentina. Prestigiosos huéspedes incluyendo desde Bono y Madonna hasta el Dalai Lama se han impresionado tanto con el hotel que han regresado una y otra vez.

Con las renovaciones, el hotel se ha puesto a la vanguardia en diseño. Se ha distanciado de la evidente opulencia de la competencia como el Alvear Palace, manteniendo clase y un rico sentido de lujo. Aquellos que se han quedado en el hotel antes pueden llegar a dudar de que se trate del mismo luhar cuando entren al lobby. Atrás quedaron los formales días de pasteles y dorados — la moderna entrada ahora consiste de ébano macassar pulido, llamativas pantallas metales de plata y un escritorio de recepción hecho de joyas semipreciosas de Sur América en un brillante color de azul eléctrica. La iluminación escultural de la obra de Dale Chihuly adorna los techos, mientras el aire es perfumado con un aroma Bayo hecho a medida por el maestro de perfumería Fueguia 1833. Cada elemento de diseño, desde los cuadros hasta el trabajo en piel, hablan a las claras de la tradición cultural de la ciudad de polo y el gusto por un excelente diseño.

Four Seasons Buenos Aires

Una cosa que no ha cambiado en el Four Seasons Buenos Aires es sus compromiso sin paralelo por el buen servicio. Si el huésped es un príncipe árabe o una pareja es su luna de miel, los empleados hacen que todos los que pasan por la puerta se sientan especiales. Quizás, los que se sienten más como parte de la realeza son los niños. Se los sorprende con un juguete de la canasta de juguetes, comodidades para niños en el baño como pasta de dientes para niños y burbujas para el baño, juegos de mesa en las recámaras y servicio de habitación que incluye cosas como palomitas dulces. Mientras muchos hoteles de lujo aceptan niños, pocos hacen lo imposible para darles la bienvenida como el Four Seasons.

El Four Seasons Buenos Aires ofrece 116 habitaciones espaciosas y 49 suites de lujo. Siete de estas son suites únicas (restaurado en 2007) en la mansión estilo Belle Epoque ubicada al lado del hotel, que ofrece privacidad al máximo con su propia entrada resguardada. En el hotel principal, el espacio entre la cama y el baño se ha ampliado con nuevas puertas corredizas de piel, un toque de lujo que intenta evocar la temática de polo del hotel. Manijas forradas en piel, carpintería con clavos y lámparas talladas en forma de caballos crean el mismo efecto, en tanto que las impresionante cabeceras repujadas de alpaca confeccionadas por artesanos locales adornan las camas grandes cubiertas de almohadas y edredones lujosos de pluma. Los acabados de los baños incluye madera de nogal pulido, marfil Italiano crema marfil, mosaicos de vidrio azul y turquesa, además de mejoras de tecnológica como televisores LCD empotrados dentro de los espejos. Teléfonos inalámbricos multilínea, una grabadora de CD, Internet gratis, productos del baño L'Occitane, servicio de limpieza dos veces por día y ventanas con doble vidrio insonorizados son sólo algunos de los detalles que aseguran una experiencia excelente. El Four Seasons es el único hotel de lujo en la elegante área de Recoleta en Buenos aires que puede ofrecer vistas preciosas desde cada una de las habitaciones, ya se trate del paisaje urbano, del jardín con la única piscina exterior climatzada de Recoleta o la hermosa mansión contigua

Four Seasons Restaurant

A lado de la piscina (donde se provee bloqueador y crema para después de sol a los huéspedes), hay un enorme un gimnasio abierto las 24 horas. Después de ejercitarse se puede usar el al spa ubicado al lado. Para continuar con la temática argentina del hotel, pruebe un masaje de vino de 80 minutos, un homenaje al amor del país por el Malbec.

Para comer, el Four Seasons Buenos Aires ha atenuado su formalidad, y ahora ofrece dos restaurantes distintos. Elena (llamado así por Elena Peña Unzué, la novia a quien se le diera ka Mansión como regalo de boda en los años 20), tiene su raÍz en la cocina familiar Argentina — animada, y también cómoda y energética. Aquí se sirve del abundante desayuno del hotel, estilo cocina abierta. Elena es espacioso y ofrece frescas aproximaciones a la comida tradicional de Argentina, clave para esta revalorización por parte del hotel de las tradiciones argentinas. Una escalara caracol lleva a un balcón perfecto para cenas o eventos privados, y la cava de vinos ofrece una impresionante seleccione de vinos locales.

Four Seasons Elena RestaurantInspirado en el deporte de los reyes, el nuevo bar del hotel, el Pony Line, da vida al chic informal del estilo de vida La Dolfina. El bar puede ser clasificado como rústico pero aún así refinado, con áreas para comer privadas construidos a semejanza de establos para caballos y troncos cubiertos en pergamino que sirven como mesas. El Pony Line es el lugar perfecto para relajarse después de un día en las canchas de polo o haciendo compras en el cercano Patio Bullrich. No se pierde el amplio menú de helados, sin límites en su creatividad — por ejemplo, un inolvidable queso de cabra y higo, un cremosa sabor vegano de zanahoria o un sabor tan cítrico que hará que su mandíbula duela de placer.

El Four Seasons Buenos Aires se las ha arreglado para mantener todo aquello que era del gusto de los huéspedes del hotel antes de su remodelación, incluyendo, por supuesto, su compromiso con el servicio personalizado. Lo que las renovaciones han hecho es relajar infinitamente la atmósfera del hotel — cualquier sentido de pomposidad se ha perdido, en tanto que la clase y un sentido distintivo de conexión a la cultura argentina ha inundado todo el hotel.



Reseña por Cathy Brown, fotos cortesía de Four Seasons

Sitio Web: www.fourseasons.com/buenosaires
Número total de habitaciones: 119 más 49 suites
Precios publicados: $465 a $8000


Vuelta a Página de Hoteles de Argentina
Vuelta a Página de Destinos


Inicio | Acerca de Nosotros | Contáctenos | Hoteles de Lujo | Tours de Lujo | Mapa del Sitio