Inicio
Destinos
Hoteles de Lujo
Tours de Lujo
Acerca de Nosotros
Contáctenos
ENGLISH
argentinaargentinaargentinaargentina
Google






Visitando Los Mejores Vinedos y Bodegas de Mendoza

Por Tim Leffel


"Para que vas a Mendoza?" preguntaban otros viajeros mientras nos movilizábamos por Argentina.

"Por el vino, por supuesto".

Como Napa Valley en California o la región de Bordeaux en Francia, Mendoza se relaciona con los vinos. La ciudad de Mendoza es un lugar placentero de por si, con un amplio parque, calles a la sombra con confiterías, y un clima que es cálido y soleado durante todo el año. Sin embargo, es el vino lo que atrae a los turistas de alto nivel.

ruca malen

Cuatro de nosotros descendemos y tomamos fotos del panorama en nuestra parada, Ruca Malen, con los picos nevados de la cordillera de los Andes brillando casi de color rosado detrás de los viñedos. No nos percatamos de que vamos a tener esa vista en todas las paradas, ni que vamos a escuchar prácticamente el mismo ruido de las máquinas cosechadoras, la transformación del azúcar al alcohol, y la fermentación maloláctica. Cuando termina el tour, es hora de probar el local Chardonnay, Cabernet Sauvignon, y el Malbec. Ruca Malen reposa sobre un viñedo que funciona como tal desde hace mas de una década, pero la bodega se inauguró en 2003. Sin embargo, ya ha cosechado varios premios y menciones de Wine Spectator y similares, desde su línea mas común llamada Yauquen a su línea de mas alta calidad conocida como Kinien.

Cata de vinos y sus acompañamientos
mendoza tapizLuego nos dirigimos hacia la Bodega Tapiz, que produce una excelente marca conocida localmente con Tapiz y como Zolo en Estados Unidos. En este tour nos tocó viajar por el viñedo en un carruaje tirado por caballos, pero esta es época pos–cosecha, por eso debemos usar abrigo y ver las viñas durmientes. Durante el verano o al principio del otoño (marzo y abril aquí) esto sería espectacular.

Adentro saboreamos algunos vinos jóvenes directamente de los tanques, confeccionados con uvas que crecen a 850 metros y 1350 metros de altura, notando claramente las diferencias que causa la exposición a la madera que le cambia el carácter al vino. También saboreamos algunas botellas terminadas, que resultan siempre excelentes. &Si nos avisan con tiempo&, dice nuestro guía del Tapiz, &podemos permitirles participar y ayudarnos a recolectar las uvas durante el período de cosecha o también hacer un poco de poda. O también podemos armar grupos de trabajo con nuestro agrónomo o enólogo.&

tapiz zolo ArgentinaEn el cercano restaurante del Club Tapiz Wine Lodge, saboreamos otros varietales junto con una fantástica comida preparada por su reconocido chef Max Casa. Como los mejores vinos del mundo, toman un carácter totalmente nuevo cuando son combinados con los platos adecuados, el Reserva Tapiz Malbec creando una combinación mágica junto con nuestra pata de cordero asado.

Extendemos tanto el almuerzo que perdemos nuestra próxima cita en Alta Vista. Solo estamos dejándonos llevar por la corriente, yendo donde Charlie nos puede hacer entrar durante un sábado, cuando muchos viñedos se encuentran cerrados. El empezó su negocio poco después de mudarse a Mendoza, detectando inmediatamente la necesidad de un guía turístico que pudiera brindar a los extranjeros perdidos acceso a las mejores bodegas. Hizo sus conexiones con los viñedos, lanzó una revista de vinos local, y empezó a ser conocido como la persona a quien llamar cuando se quiere hacer un tour de vino que este a la altura de los gustos de uno. &Recibo personas que son completamente fanáticos del vino. Traen consigo valijas llenas de cajas para vino de telgopor y quieren tomar muestras de tierra para analizar.&

Los amantes del vino que no son fanáticos también van a encontrar que en Mendoza conviene gastar más en contratar un guía que tenga buenas conexiones. &Todavía no hay mucho desarrollo del marketing aquí&, comenta O'Malley, &por lo que resulta difícil realizar un tour independiente que vaya mas allá de las mejores bodegas. Aun si se logra ingresar, no van a ofrecer lo mejores vinos para saborear, y si están ocupados o almorzando, no es posible realizar el tour&.

Andes Mountains Mendoza

Nuestro automóvil transita por la enorme bodega Norton y encontramos que esta es una industria que todavía esta en desarrollo. &En el pasado,& menciona O'Malley, &todos llenaban sus jarras en la bodega local y eso les duraba durante toda una semana&. Norton todavía mantiene esa tradición. Todos los jueves por la mañana, los vecinos hacen cola con sus damajuanas recargables, y pagan 8 pesos (menos de 3 dólares) por seis litros––casi un galón y medio.

Pedaleando por los viñedos

Al día siguiente emprendemos un tour en bicicleta, seducidos por la idea de pedalear entre los viñedos y de trasladarnos de un lugar a otro con nuestra propia energía. Sin embargo, y a diferencia de Cafayate mas al norte, Mendoza no es un lugar donde uno pueda salir de su hotel en bicicleta, hacer una pasada rápida por algunos viñedos, y regresar pedaleando a su habitación con unas botellas en la canasta de la bicicleta. Por lo tanto, una furgoneta de la empresa Indiana Aventuras nos busca en el hotel y viajamos hacia el sur durante 20 minutos hasta llegar a la región de Lujan de Cuyo.

Mendoza wine biking tour

No obstante, una vez que descargamos las bicicletas, dejamos atrás al tráfico y tomamos las carreteras secundarias. Logramos ver la zona de viñedos a una velocidad más lenta, a la misma vez que quemamos las calorías ingeridas durante el día anterior. Se ven algunos automóviles en las calles y también algunos carros guiados por caballos. Pasamos viñedos grandes y pequeños, casas con ropa recién lavada colgada en los jardines que miran hacia las calles en donde los niños juegan al fútbol. A pesar de la sequía en esta área, hay muchísimos árboles bordeando las calles, alimentados por los mismos arroyos de irrigación de los Andes que mantienen regados a los viñedos durante todo el año.

Historia con una vista

Los árboles de olivo bordean la calle de entrada que guía hacia la histórica bodega Nieto Senetiner, nuestra primera parada del día en una bodega. Estacionamos las bicicletas y recorremos los hermosos jardines antes de visitar el edificio colonial blanco de estilo español y las modernizadas instalaciones. Lo mejor llega al final, cuando degustamos unos impresionantes tintos de altísima calidad, incluyendo el austero y refinado Malbec Cadus y uno de los mejores Cabernets que he saboreado en la región. (De regreso en mi casa, descubrí que Nieto Senetiner se agota continuamente en los negocios de vinos locales, por lo que sugiero compren cantidad para almacenar cuando tengan la posibilidad).

Luego de un poco mas de ciclismo, arribamos a otro complejo de edificios históricos, la bodega Lagarde. Estas estructuras del siglo 18 otorgan un aire serio a la bodega, que tiene otra característica inusual: producen vino espumoso a mano, estrictamente en base al método de champaña. Esto implica poner el corcho a mano y rotar las botellas periódicamente: un proceso muy costoso pero que aparentemente rinde sus frutos cuando es degustado. A esta altura necesitamos alimentar nuestros cuerpos, por lo que estoy contento que organizamos el almuerzo con anticipación. Nuestro guía nos deja a ambos solos en un comedor con cuatro botellas de vino distintas, unas empanadas recién horneadas y un plato con pan crujiente y queso.winery tour Argentina

Es la comida perfecta para la gama de vinos que estamos probando y estoy encantado de descubrir que podemos comprar todo lo que hemos degustado sin tener que cargar las botellas con nosotros: nos las entregaran en la ciudad capital. Solicito una orden, presento mi tarjeta de crédito, y les doy las fechas de estadía en el hotel de Buenos Aires.

Mientras caminamos para buscar las bicicletas, encontramos que nuestras piernas se han debilitado y sentimos un cansancio mental que no sentíamos al comenzar el día. El plan era visitar tres o cuatro bodegas en bicicleta, pero nuestros cuerpos tienen un plan diferente. Volvemos al hotel para echarnos una siesta.

Una semana después, luego de una efectiva llamada de nuestro conserje del Palacio Duhau Park Hyatt, mi orden de vinos Lagarde es entregada el día antes de nuestra partida. De regreso en mi hogar puedo abrir una botella que me llevé de Argentina o una botella de Zolo que compré en un negocio local y revivir la experiencia de haber visto donde se producen. Si solo pudiera seguir teniendo la vista de los Andes…

***


Reseña y fotos por Tim Leffel


Vuelta a Página de Hoteles de Argentina
Vuelta a Página de Destinos

wine.com

Inicio | Acerca de Nosotros | Contáctenos | Hoteles de Lujo | Tours de Lujo | Mapa del Sitio