Inicio
Destinos
Hoteles de Lujo
Tours de Lujo
Acerca de Nosotros
Contáctenos
ENGLISH
ecuadorecuadorecuadorecuador
Google






 
Hacienda Rumiloma — Quito

Obispo de la Madrid s/n al final de la calle

Hacienda Rumiloma ofrece un entorno pacifico y una impresionante vista de la ciudad. Brinda una experiencia inolvidable, ya sea si cena en su excepcional restaurante, toma una bebida en su bar ecuatoriano–irlandés, o si duerme como un rey en las suites del hotel. Inclusive es posible que termine paseando en un autobús Chivas a través de la colonial ciudad de Quito con una banda de músicos a bordo y una bebida alcohólica en su mano. Es ese tipo de lugar.

Situada sobre 100 acres de bosques andinos primarios y secundarios, la Hacienda Rumiloma bordea un parque nacional. Dorado, con tejas rojas en el techo, el edificio principal alberga un espectacular restaurante, un bar y un salón para eventos especiales, con paredes compuestas por ventanales de vidrio que miran hacia el valle debajo.

Uno es bienvenido como si fuera parte de la familia, y pronto se siente como en su casa. Los gentiles empleados y los dueños (Amber y Oswaldo Freier) hacen todos los esfuerzos posibles para cuidar de cada pequeño detalle e incentivar la sensación de sentirse bien recibido.

El sector de recepción tiene un área circular con asientos, y es iluminado por una claraboya en el techo. Una espaciosa y amplia sala incluye al elegante restaurante con mesas que miran hacia el sensacional escenario de Quito. A la noche, la vista es mágica con todas las luces que brillan debajo.

Hacienda Rumiloma

En una punta del comedor hay una sala privada para 19 personas. Una enorme pintura representa júbilo y alegría. Uno puede imaginarse un banquete medieval con las copas de Rumiloma sobre largas mesas de madera, con risas, vino y enorme platos con comida.

Una estufa panzona, mesas redondas con tapas de madera y vidrio, un piano de cola, y antigüedades se combinan en el salón de comedor. El restaurante posee una excelente reputación por su cocina internacional y ecuatoriana de estilo fusión. Atrae a quiteños, turistas, personal de embajadas y hasta a un par de estrellas de cine en ciertas ocasiones.

Asistentes cordiales y profesionales no se pierden ni un detalle. Decidir qué elegir puede resultar un gran desafío. Quizás un primer plato de alcachofas, ajo y queso horneado sobre un pan? Un plato principal de cordero de la casa marinado en sangría? Hay una extensa lista de vinos internacionales que permite encontrar el complemento perfecto.

Un bar irlandés–ecuatoriano, "Poor Fockers", esta situado en la planta baja. Arriba, en el primer piso, un salón VIP se encuentra disponible para cenas románticas y momentos especiales. Esta pensando en proponer matrimonio? Imagine luz de velas, vino, y un camino cubierto con pétalos de rosas.

Separado del restaurante, un edificio color tierra del hotel contiene cinco suites de varios pisos, todas empotradas sobre la ladera de la montaña. Estas suites o "casitas" tienen un tamaño de 600 pies cuadrados. Cada suite está amoblada en forma única e individual. Un sendero sinuoso dirige hacia sus terrazas floridas o jardines interiores. Varias suites adicionales estaban siendo construidas, para incrementar la capacidad del hotel en el futuro.

Pasando el umbral de su casita de adobe que combina ladrillo, azulejos, piedra y madera, ingresa a un mundo que lo invita al confort y al capricho. Puede ser a través de una cama colgante cubierta con suave pelo de llama, una estufa de madera que se enciende con un fósforo, o un escritorio antiguo con objetos de arte. Ascendiendo al siguiente nivel de la casita, quizás lo reciba en el descanso de la escalera una pintura medieval, o un ramo de flores secas combinado con hierro antiguo le llamará la atención.

Dentro del baño, es probable que encuentre una tina de cobre, un inodoro artísticamente diseñado con pétalos de rosa flotando dentro, y exclusivos artículos de tocador envueltos en papel brillante.

Hacienda Rumiloma

Una fastuosa y confortable cama esta cubierta con majestuosos y rellenitos almohadones sobre una colcha tejida ecuatoriana. Usted esta rodeado de velas, plantas, un aparador pintado audazmente, lámparas que ofrecen una suave iluminación, y una ecléctica variedad de curiosidades. Estará tentado a pedir servicio de habitación para disfrutar del acogedor entorno.

Esta hacienda ha sido propiedad de la familia Oswaldo por muchas generaciones. Con el pasar de los años, han replantado los árboles nativos. Las ranas están cerca de la extinción, y por ende también son protegidas. Los dueños y el personal trabajan muy en conjunto con la comunidad en varios aspectos. Están comprometidos con el turismo ecológico. Emplean a gente local como personal de servicio, fabricantes de jabón y artesanos. El hotel sirve de auspiciante a cuerpos de baile, clubes de futbol y salones para almuerzos comunitarios. Naturalmente, saben a quienes acudir para pedir asistencia con los tours y el transporte al aeropuerto.

Se ofrecen distintas actividades de aventura, tales como excursiones, paseos de fiesta en el autobús Chivas, andinismo, cabalgatas, tours de arte y gastronomía, y hasta paseos en helicóptero.

Hacienda Rumiloma, un miembro del Exclusive Hotels & Haciendas de Ecuador, crea una experiencia mágica, lejos del ruido del centro de Quito. Si prefiere una excelente vista y una atención personalizada en lugar de los grandes hoteles céntricos, no se pierda este gema.



Sitio Web: www.haciendarumiloma.com
www.exclusivehotelshaciendasecuador.com
Numero total de habitaciones: 5
Precios publicados: $400 a $500

Reseña por Sandra Kennedy


Vuelta a Página de Hoteles de ecuador
Vuelta a Página de Destinos


Inicio | Acerca de Nosotros | Contáctenos | Hoteles de Lujo | Tours de Lujo | Mapa del Sitio